Guillermo Santamarina Lagunes

 

Si se pudiera describir la obra de Guillermo Santamarina en una palabra, probablemente esa palabra seria Intermitencia, la cual surge como resultado de dejar espacios amplios sin producir objetos que puedan insertarse en el sistema comercial artístico. En esos espacios es donde Guillermo produce otro tipo de conocimiento que se despliega a partir de conversaciones y una intersección entre su trabajo como artista y como curador. En su obra son evidentes los procesos de formación y aprendizaje, sobre todo en la pintura, un medio que comúnmente se resuelve de una manera individual pero que se retroalimenta de colaboraciones y encuentros, los cuales generan nuevas conversaciones. En este caso lo hizo con una seria de pinturas realizadas en colaboración con Ricardo Castro, artista y dibujante de Monterrey, con el cual comparten intereses afines. A partir de ese afortunado encuentro surgen estas piezas con estética esquemática y que son estimulantes en más de un sentido. Piezas que se sostienen en diversas substancias y donde la representación no es tan relevante como la materia pictórica. 

En oposición a esta colaboración encontramos piezas que se desconectan explorando otros lenguajes artísticos, una especie de poesía visual muy críptica que de pronto se entrelaza con una narrativa visual como la ilustración de una fábula, produciendo un enfrentamiento crítico entre la realidad vs el mundo de los sueños. Un instante donde no se sabe donde empieza la la realidad o termina la ficción. Alrededor de esta idea surgen piezas  que son una especie de sueños que simbolizan el regreso a la vida y al mismo tiempo el desmantelamiento de una condición patriarcal que debe ser remplazada.  El filósofo del siglo XV Marsilio Ficino, desarrollo el concepto de vacatio animae donde dice que mientras duerme, el alma puede liberarse de las restricciones corporales del cuerpo y alcanzar un estado espiritual más elevado. En ese sentido las piezas que ven aquí representan evidencias del mundo onírico del artista. Evidencias y al mismo tiempo detritus que resulta cuando al despertar y levantarse, Guillermo se lleva el sueño consigo.

Rubén Gutierrez


 

Guillermo Santamarina Lagunes

Guillermo Santamaria es un artista y uno de los primeros curadores de México, quien  adquiere su formación con experiencia profesional y experimental. Además de desempeñarse como artista y curador se ha desarrollado como crítico de arte y profesor, o como el prefiere llamarse, facilitador en las áreas de museografía, arte y curaduría. Guillermo Santamarina esta interesado en procesos conceptuales integrando variedad de disciplinas y lenguajes, entre las que se encuentran, piezas gráficas, pintura, video arte y arte sonoro, este último de gran influencia en su obra, al igual que el interés por el proceso creativo, la combinación de estéticas abstractas y objetos olvidados. El espacio visual también forma parte de su deseo de nuevas propuestas en el arte contemporáneo y la intervención de su pasión por la música. Su obra hace una reflexión de la realidad social y cultural cambiando la dirección de la estética y creando una conexión con diferentes objetos tanto visuales como auditivos.

  Con su amplia experiencia, es un notorio influyente en artistas emergentes siendo coordinador de curaduría en el Museo de Arte contemporáneo (MUAC) de la Universidad Nacional Autónoma de México, y director de varias instituciones culturales, tales como Ex Teresa Arte Actual y el Museo Experimental El Eco. Santamarina ha curado diversas exposiciones para instituciones privadas y públicas, tanto en México como a nivel internacional.

Educación

Licenciado en Comunicación (Universidad Iberoamericana, 1980- 84) y también cursó estudios de Antropología (UIA, 1978-80) y Arquitectura (ENA-UNAM, 1977-80).

 

Trabajo

·             Ha trabajado para la Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto Nacional de Bellas Artes, y las instancias de difusión cultural de la Secretaría de Hacienda y de Relaciones Exteriores de México.

·             Dirigió Ex Teresa Arte Actual (INBA), donde creó el Festival Internacional de Arte Sonoro (1998 – 2003), y conceptualizó y organizó cuatro ediciones del Festival Internacional de Performance.

·             Director del Museo Experimental el Eco de 2004 a 2009 cuando se activó el programa que asocia a la obra del artista Matías Goeritz.

·             Fue Coordinador de gestión curatorial del Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC) de la UNAM

·             Curador del programa de proyectos del Espacio de Experimentación Sonora del MUAC, donde presentó 12 obras, entre 2010 y 2013.

·             Coordinador del MUCA Roma (Museo Universitario de Ciencias y Artes) dependiente de la UNAM.

·             Curador en jefe del Museo de Arte Carrillo Gil, del INBA.

·             Ha organizado más de 600 exposiciones para iniciativas privadas y públicas, dentro y fuera del país –entre las que destacan las Bienales de Sao Paulo, Estambul, Sidney, Johanesburgo y Venecia.